La forma de sentarse dice mucho sobre tu personalidad

La forma de sentarse dice mucho sobre tu personalidad

Todos tienen su forma preferida de sentarse y ¿qué hay de interesante sobre todo esto? La verdad, es que esto te puede revelar una gran cantidad de hechos sorprendentes sobre tu persona y aún más sobre las partes ocultas de las cuales de ti mismo que te pueden interesar mucho más.

La forma de sentarse dice mucho sobre tu personalidad

Tipos de Empleados dentro de una Empresa

1 sentarse derecho

Sí sueles sentarte derecho eres una persona fuerte y segura de sí misma, casi nunca tienes dudas de si tus acciones y decisiones son correctas, eso es realmente algo de lo que debes estar orgulloso, pues es muy raro que la gente crea en sí misma. Sin embargo a veces puede resultar en estrechez de mente y creer que no puedes equivocarte, si notas estás señales intenta trabajar en eso. Te gusta saberlo todo y tener el control sobre la situación al mismo tiempo eres muy confiable en las comunicaciones con familiares y colegas, siempre intentas ir al rescate y apoyas a todos a través de los tiempos duros eres un amigo increíble y, una persona decidida y ambiciosa que sigue adelante. Seguramente puedes lograr todo lo que quieras.

2 Inclinarte hacia atrás mientras se está sentado

Si tiendes a inclinarte hacia atrás mientras está sentado significa que eres una persona profundamente sensible y comprensiva, nunca te quedas indiferente a otras personas y sus sentimientos, puedes calmar y alentar a las personas como nadie más e intentas vivir de acuerdo con la regla. Trata a los demás cómo quieres que ellos te traten a ti, al mismo tiempo que tomes decisiones importantes con mucho cuidado, no tomas decisiones improvisada por regla general antes de proceder con algo importante, analizas la situación por mucho tiempo comparando todos los pros y los contra, des esta manera tomas tu decisión final. Por supuesto toma tiempo para que hagas esto. El lado bueno es que raras veces te arrepientes de tus acciones o te preguntas ¿Por qué hice eso?

3 Inclinarse hacia adelante mientras está sentado

Si te sientas un poco inclinado hacia adelante puedes caracterizarse como alguien que se deja llevar fácilmente. Eso es porque estás interesado en una gran variedad de cosas, tienes un montón de pasatiempos y sigues encontrando muchas más.

Eres una persona de mente abierta y puedes mantener una conversación sobre casi cualquier tema, y ya que estamos hablando de las interacciones sociales vale la pena mencionar que, eres moderadamente curioso y abierto hacer nuevos conocidos, puedes congraciarse con los demás hábilmente, hacer elogios y alabar a tu interlocutor si crees que es apropiado, todo esto te ayuda a ser amigos y conexiones amistosas en general con facilidad ya que puedes leer a las personas como un libro abierto ¡felicitaciones para ti!

4 Sentarse con las piernas juntas

Aquellas personas a las que les gusta sentarse con las piernas juntas suelen dar una primera impresión equivocada a primera vista, pueden parecer insensible pero la verdad es que vas descubriendo lo amables y sinceros que pueden llegar a ser si los conoces más, si estás en este grupo no eres tan bueno mostrando tus emociones a la izquierda y a la derecha, comportándote como un maestro del drama, por el contrario te estás restringiendo. Y estás siendo reservado, más sin embargo no tienes problemas a la hora de decir tu verdad y ser sincero al responder pregunta serias, eres puntual y minucioso, prefieres atenerte a un plan de todo.

5 Sentarse con los tobillos cruzados

Si te sientas más cómodo cuando cruzas los tobillos mientras está sentado significa que eres una persona centrada que además muestra grandes habilidades de Liderazgo. Tienes una personalidad fuerte y sabes con certeza lo que quieres, también te gusta mantenerte informado y estar al tanto, a veces mantener a todo el mundo bajo control, tanto que incluso te pueden llamar la voz de mando. Es una buena idea trabajar en esto, ya que puedes arruinar tus relaciones con tus amigos y seres queridos, después de todo a mucha gente no le gusta que le digan que hacer constantemente, sin embargo durante las interacciones sociales estás abierto a nuevos amigos. Para quienes no lo sbían, esta es una de las posiciones reeglamenterias para sentarse como una dama.